Entra a Espinoso, tu Portal de Nueva Conciencia espinoso banda p.gif (3792 bytes)

El NAUFRAGO en la Isla Desierta  

Cuento Tradicional Sufí  

s/e  

 

 

 

 

 
 

 

 
 

 

 
01.

El único sobreviviente de un naufragio llegó tras duras jornadas de abatimiento y desesperación en la mar, deshidratado y hambriento, a una isla deshabitada. Despertó exhausto en la playa, gracias a que se había atado a unos restos de madera con la intención de no ser lanzado por las olas en su semiinconsciencia.

 

Una vez en la isla, y mientras buscaba algo que llevarse a la boca, pedía fervientemente a la Providencia ser rescatado. Y cada día miraba al horizonte en busca de una ayuda que sin embargo nunca llegaba.

 

Resignado y cansado optó por construirse una cabaña de madera para protegerse de los elementos y guardar los restos del naufragio que habían llegado a la playa, así como las pocas pertenencias que iba elaborando, a fin de sobrevivir a las duras circunstancias que se le presentaban. Se ocupó también de mantener de manera permanente una pequeña fogata, con los troncos, ramas y maleza que encontraba en el bosque.

 

Pero un aciago día, tras merodear por la isla en busca de alimento, regresó a la cabaña para encontrarla envuelta en llamas con una gran columna de humo levantándose hacia el cielo. Lo peor había ocurrido; lo había perdido todo y se encontraba en un estado de desesperación y rabia.

¡Oh Señor!, ¿cómo puedes hacerme esto?, se lamentaba. ¿Qué te he hecho, para merecer tanto infortunio?

Sin embargo, al amanecer del día siguiente se despertó con el sonido de un barco que se acercaba a la isla. En el momento de mayor desesperación, cuando ya prácticamente había abandonado toda esperanza, habían venido a salvarlo.

¿Cómo supieron que estaba aquí?, preguntó de inmediato el cansado hombre, sin creérselo todavía, a sus salvadores.

Porque vimos su señal de humo, contestaron ellos.

Es muy fácil descorazonarse cuando las cosas marchan mal. Aún en los momentos más difíciles, cuando lo pierdas todo, incluso lo poco que aún te quedaba... cuando tu cabaña se vuelva humo, como en el relato, puede ser la verdadera señal que te indique que la ayuda está en camino.

IMAGENES

01: El naúfrago en la isla desierta.

 

PRINCIPAL  |  SOBRE ESPINOSO  |  CASAS RURALES  |  POSADA DEL AMANECER  |  ACTIVIDADES  |  EBIBLIOTECA

                                                                       

© Espinoso Rural - (0034) 987 695 439 - Posada del Amanecer. Las Eras s/n. 24414 Espinoso de Compludo (Ponferrada-León/España)